logotipo grupo previsora Bilbaína seguros
Atención gratuita en el 900333324

La tranquilidad de estar en manos de los mejores

Cáncer de piel: melanoma y carcinoma. Tratamiento y pronóstico

Leída 525 veces
02/08/2017 Valoración: 5 con 2 votos

Cáncer de Piel

Cáncer de Piel

El cáncer de piel se está convirtiendo en España en una verdadera epidemia.

Se detectan 5.000 nuevos casos al año y su incidencia aumenta año tras año a un ritmo de casi un 10 % anual, siendo la exposición a los rayos ultravioleta el factor más influyente de este crecimiento de la tasa de cáncer de piel.

Es un cáncer prevenible y curable en un 90% de casos si se diagnostica precozmente por eso, las campañas de concienciación y sensibilización de la población son fundamentales ya que la radiación ultravioleta es acumulativa y produce sus efectos a largo plazo, no de forma inmediata.

Lo más común es que se presente en zonas de piel más expuestas a la luz solar como la cara, cuello, o brazos, pero realmente puede aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Causas del cáncer de piel

Las causas que provocan la aparición de un cáncer de piel son la exposición solar y en algunos casos, factores genéticos.

La radiación solar es el factor más importante porque los rayos ultravioletas pueden llegar a dañar el ADN de las células, pero un 20% de los cánceres de piel tienen causa genética y antecedentes familiares de neoplasias cutáneas.

Cómo prevenir el cáncer de piel

Reducir la exposición a la radiación solar y tomar medidas de fotoprotección adecuadas, es algo imprescindible para frenar la incidencia de los tumores cutáneos en general.

Ante la aparición de nuevos lunares o manchas en la piel o la sospecha de cambio de forma, color, o tamaño de alguna ya existente, es necesario acudir al dermatólogo para descartar un cáncer de piel inicial, ya que la detección precoz puede facilitar una curación del 100 % en la mayoría de casos.

Tipos de cáncer de piel: melanoma y carcinoma

No todos los tipos de cáncer de piel son iguales ni en frecuencia, ni en gravedad.

Para clasificarlos es obligado distinguir entre el melanoma, que es el tumor de piel más agresivo y de peor pronóstico de todos, y el resto de cánceres de piel que no son melanomas.

El grupo que forman los tumores NO Melanomas incluye a muchos tipos de cánceres de piel, pero los más comunes entre ellos son dos, el carcinoma basocelular (que es el cáncer de piel más frecuente de todos los que hay) y el carcinoma espinocelular (epidermoide cutáneo o de células escamosas).

Carcicoma basocelular y espinocelular o epidermoide

El carcicoma basocelular comienza en la capa más profunda de la piel y el espinocelular en la capa más externa y se detectan principalmente en las partes del cuerpo expuestas al sol como la cabeza y el cuello y se relacionan directamente con la exposición solar que haya tenido una persona.

A diferencia del melanoma, normalmente no se propagan a otros órganos, aunque si pueden crecer e invadir tejidos cercanos por lo que es importante diagnosticarlos a tiempo para evitar cicatrices o posibles deformidades en zonas visibles.

El melanoma tiene su origen en la superficie cutánea, concretamente en los melanocitos, las células que dan el color oscuro a la piel, y en la mayoría de los casos, aparece en personas mayores de 30 años y principalmente de piel clara, que han mantenido una exposición solar importante con quemaduras solares frecuentes.

Pronóstico del cáncer de piel y cura

No todos los cánceres de piel tienen el mismo pronóstico y el diagnóstico precoz es la clave para mejorar el pronóstico de curación de cualquiera de ellos.

Además, un mismo tipo de cáncer tendrá peor o mejor pronóstico dependiendo del tamaño, zona del cuerpo donde aparece y de si ha afectado a otras zonas limítrofes o a distancia.

El carcinoma basocelular muy raramente produce metástasis y una cirugía correcta elimina por completo la enfermedad.

El carcinoma epidermoide o espinocelular sí puede producir metástasis, principalmente, en aquellos tumores de larga evolución. No obstante, si se realiza la extirpación quirúrgica de forma precoz, el pronóstico suele ser bueno en la mayoría de casos.

El melanoma en las fases iniciales cuando no infiltra la piel, tiene un pronóstico de cura excelente, pero si crece en profundidad las opciones de cura empeoran porque puede extenderse rápidamente a otras zonas del cuerpo donde ya es muy difícil de tratar.

Solo 2% de todos los cánceres de piel son melanomas, pero es la causa de la mayoría de las muertes por cáncer de piel.

X Te presentamos un seguro que cubre la hospitalización y tratamiento de enfermedades graves en la Clínica Universidad de Navarra. Conoce en 1 minuto el Seguro de Tranquilidad Salud Élite

Diagnóstico del cáncer de piel

La exploración física para la búsqueda de signos y la biopsia son las pruebas principales de diagnóstico.

Una exploración minuciosa y detallada del dermatólogo muchas veces es suficiente para diagnosticar precozmente lesiones premalignas que tratadas a tiempo van a evitar la posible degeneración de esa lesión hacia un cáncer de piel.

Para la biopsia, se toma una pequeña cantidad de piel de la lesión para analizarla y ver si hay células cancerosas. La biopsia es la única forma de confirmar si una lesión es cancerosa y permite catalogar el tipo de cáncer encontrado.

Una vez confirmado un cáncer de piel, es muy importante valorar la etapa en que se encuentra. La etapa indica el grado de crecimiento y propagación a tejidos vecinos o a otros órganos más distantes.

Cáncer de piel etapas

El cáncer de piel se puede clasificar en etapas o estadios entre el 0 y el 4. Mientras menor sea el número, menos se ha propagado el cáncer. Un número mayor, como la etapa 4, significa un cáncer más grave que se ha propagado más allá de la piel.

Tratamiento

La cirugía en cualquiera de sus técnicas es la base del tratamiento del cáncer de piel.

La mayoría de los carcinomas basocelulares y epidermoides se curan con cirugía o con tratamientos locales. Igualmente, los Melanomas diagnosticados en etapas iniciales.

Pero dependiendo de la etapa en que se encuentra el tumor puede ser necesario recurrir a otros tratamientos complementarios como la radioterapia, la quimioterapia, la terapia fotodinámica (utiliza un medicamento y un láser específicos para destruir las células cancerosa), la terapia dirigida (uso de medicamentos que atacan solo ciertas células cancerosas) o la terapia biológica (tratamiento que utiliza el sistema inmunitario del paciente para combatir el cáncer).

El Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra dispone de la tecnología más avanzada para el diagnóstico y tratamiento del cáncer de piel y cuenta con la amplia experiencia de haber tratado a más de 50.000 pacientes por esta patología.

X Te presentamos un seguro que cubre la hospitalización y tratamiento de enfermedades graves en la Clínica Universidad de Navarra. Conoce en 1 minuto el Seguro de Tranquilidad Salud Élite

Referencias:

http://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/cancer-piel

www.cancerdepiel.org/cancer-de-piel/melanoma

https://www.cancer.gov/espanol/tipos/piel/paciente/tratamiento-melanoma-pdq

También puedes leer

Deja un comentario

Blog Vidasana Clínica Universidad de Navarra

Siga nuestro feed RSS

¿Estas buscando una noticia en concreto?

Introduce un término a buscar
Suscríbete gratis
Archivo del Blog
2014
Contraer archivo del blog