logotipo grupo previsora Bilbaína seguros
Atención gratuita en el 900333324

La tranquilidad de estar en manos de los mejores

Síntomas del cáncer de mama. Diagnóstico y tratamiento

Leída 24815 veces
03/02/2014 Valoración: 4.4 con 17 votos

Síntomas Cáncer de mama

Síntomas Cáncer de mama

7 Síntomas del Cáncer de mama que son alertas en estadios avanzados

En fases precoces, el cáncer de mama no suele producir ningún tipo de síntoma pero cuando está avanzado, los más frecuentes por los que una mujer acude al médico suelen ser:

  1. Aparición de un nódulo en la mama que previamente no existía.
  2. Dolor al palpar la mama. Cambio de tamaño de alguna de las mamas.
  3. Menor movilidad de una de las mamas al levantar los brazos.
  4. Alteraciones en la piel de la mama: úlceras, cambios de color o aspecto de piel de naranja.
  5. Cambios en el pezón, que esté hundido o retraído.
  6. Secreción de líquido a través del pezón.
  7. Aparición de un nódulo en la axila.

Hay que tener en cuenta que ninguno de estos síntomas es específico del cáncer de mama y pueden aparecer por otras enfermedades benignas de la mama.

El diagnóstico de malignidad debe hacerse mediante biopsia y por estudio patológico de la muestra biopsiada para poder afrontar cualquier tratamiento.

Diagnóstico del cáncer de mama

Tras la historia clínica valorando antecedentes personales y familiares, el diagnóstico se realiza por visualización de la lesiones mediante pruebas de imagen (mamografía, ecografía o resonancia magnética) y se confirma por el estudio celular histológico del tejido obtenido mediante biopsia, ya que la aparición de nódulos, calcificaciones o masas en la mama, pueden corresponder a otros tipos de lesiones no relacionados con el cáncer.

La biopsia, según el tipo de lesión y localización, puede realizarse mediante una punción aspiración con aguja fina (PAAF), con aguja gruesa (BAG), asistida por vacío (BAV) o realizarse de forma quirúrgica.

Tipos de cáncer de mama

Los tipos de cáncer de mama más destacables según la localización y extensión de tumor son:

    • Carcinoma In situ: La proliferación celular cancerígena crece dentro del conducto o del lobulillo sin traspasar su pared, sin hacer invasión o infiltrar al tejido que lo rodea.

Con frecuencia este tipo de tumor es multicéntrico (hay varias lesiones en la misma mama) y bilateral (afecta a ambas mamas).

    • Carcinoma invasivo o infiltrante: La proliferación celular traspasa el ducto o el lobulillo invadiendo el tejido circundante. El 80% de los cánceres infiltrantes de mama son ductales.
    • Carcinoma Inflamatorio de mama: Las células tumorales infiltran los vasos linfáticos y la piel. Se desarrolla rápidamente y tiene mal pronóstico aunque no es muy común.
    • Enfermedad de Paget mamaria: Es un tipo de cáncer poco común que afecta a la piel del pezón y/o de la areola. Por lo general se asocia con un carcinoma intraductal.

También en función de la presencia en la célula tumoral de receptores hormonales de estrógeno y progesterona, así como de la presencia o no de la proteína HER2, se pueden considerar los siguientes tipos:

    • Hormonodependientes: Presentan receptores hormonales en la célula tumoral. Son más característicos de las mujeres postmenopáusicas y suponen el 65% de todos los cánceres de mama. El tratamiento más idóneo es la hormonoterapia y son los tumores de mejor pronóstico.
    • HER2 positivos: La célula tumoral tiene sobreexpresada la proteína HER2. Se pueden tratar con fármacos específicos concretos, mejorado mucho el pronóstico.
    • Triple negativos: Son tumores normalmente ductales invasivos, cuyas células carecen de receptores hormonales de estrógeno y progesterona, y tampoco tienen un exceso de proteína HER2. Tienden a crecer y a propagarse más rápidamente que otros tipos y se dan con mayor frecuencia en mujeres jóvenes.

Estadios clínicos del Cáncer de mama

También es importante conocer en qué fase de desarrollo se encuentra el tumor para poder determinar la estrategia de tratamiento más adecuada. La clasificación que con mayor frecuencia se emplea es la denominada TNM, siglas hacen referencia a tres aspectos del cáncer:

    • La T, se refiere al tamaño del tumor o a la infiltración local del mismo
    • La N, describe la afectación de los ganglios linfáticos.
    • La M, hace referencia a la afectación o no, de otros órganos

Los 5 estadios del cáncer de mama según la TNM (Escala de estadiaje de cáncer):

  1. Estadio 0 : También se denomina carcinoma in situ.
  2. Estadio I : El tamaño del tumor es inferior a dos centímetros. No hay afectación de ganglios linfáticos ni metástasis a distancia.
  3. Estadio II : Tumor entre 2 y 5 centímetros, con o sin afectación de ganglios axilares.
  4. Estadio III: El tumor afecta a ganglios axilares, la piel y pared torácica (músculos o costillas).
  5. Estadio IV: El cáncer se ha diseminado, afectando a otros órganos como hueso o hígado.


Esta clasificación en estadios está muy relacionada con el pronóstico de la enfermedad y la supervivencia. Así, el porcentaje de supervivencia a los 5 años es del 100% en el estadio I y alrededor del 20% en el estadio IV.

Tratamientos más comunes del cáncer de mama. Cirugía, radioterapia y quimioterapia

Teniendo en cuenta la edad, el estado general de la persona y las características y extensión del tumor, el tratamiento del cáncer de mama se basa en la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y la hormonoterapia.

La cirugía es la primera opción de tratamiento en los cánceres de mama localizados. Se intenta que sea lo mas conservadora posible manteniendo la mayor parte que se pueda de la mama para facilitar una posible reconstrucción posterior. Solo en casos donde el tumor está muy extendido se realiza una mastectomía total, extirpando la mama completamente.

En la cirugía se eliminan también los ganglios axilares salvo que se haya realizado un estudio de ganglio centinela que es el primer lugar donde drena el tumor de la mama, y se confirme que no está afectado.

X Te presentamos un seguro que cubre la hospitalización y tratamiento de enfermedades graves en la Clínica Universidad de Navarra. Conoce en 1 minuto el Seguro de Tranquilidad Salud Élite

Tras la cirugía generalmente se complementa el tratamiento con radioterapia, con el objetivo de destruir las células tumorales que puedan quedar en la mama. El tratamiento de radioterapia suele durar entre dos y siete semanas, dependiendo de la dosis de radioterapia que se administre. Se realiza en sesiones diarias de unos minutos y se inicia cuando la cicatrización ya se ha completado.

quimioterapiaLa quimioterapia generalmente se administra tras la cirugía como tratamiento complementario con el objeto de prevenir la aparición de metástasis (quimioterapia adyuvante) pero en ocasiones puede administrarse como primer tratamiento con la finalidad de disminuir el tamaño del tumor antes de la cirugía (quimioterapia neoadyuvante). También se administra como base de tratamiento en pacientes con cáncer de mama avanzado o metastático.

La quimioterapia del cáncer de mama emplea la combinación de varios fármacos. Lo más frecuente es que se administren por vía intravenosa de forma ambulatoria y en ciclos, alternando periodos de tratamiento con periodos de descanso. Los ciclos pueden ser semanales, quincenales o trisemanales, dependiendo del tipo de fármacos que se administren.

La hormonoterapia se emplea en los tumores con receptores hormonales positivos utilizando fármacos que o bien disminuyen la cantidad de estrógeno circulante del cuerpo o bien bloquean su acción sobre el receptor de la célula tumoral evitando que esta reciba la señal que estimula su crecimiento y multiplicación.

Reconstrucción mamaria dentro del tratamiento

La reconstrucción mamaria se integra como parte del tratamiento del cáncer de mama y puede realizarse de forma inmediata tras la cirugía o tiempo después, pasados meses o años del tratamiento.

Actualmente existen muchas técnicas para reconstruir la mama operada, condicionadas al tipo de cirugía realizada, a la cantidad de piel conservada y a la propuesta de tratamiento tras la cirugía con o sin radioterapia.

    • Prótesis externas bien adaptadas con sujetadores adecuados.
    • Reconstrucción mamaria con tejido propio tomado del abdomen, espalda o de los glúteos.
    • Colocación de prótesis mamarias implantables.
    • Reconstrucción mediante expansores hasta colocar una prótesis mamaria definitiva.


En la mayoría de los casos es posible hacer la reconstrucción a la vez que se extirpa la mama, (reconstrucción inmediata) evitando una intervención quirúrgica posterior (reconstrucción diferida) pero la decisión de reconstrucción de la mama siempre es una decisión personal y se puede tener el alta médica sin necesidad de tener que optar por ninguna de ellas.

También puedes leer

Deja un comentario

Blog Vidasana Clínica Universidad de Navarra

Siga nuestro feed RSS

¿Estas buscando una noticia en concreto?

Introduce un término a buscar
Suscríbete gratis
Archivo del Blog
2014
Contraer archivo del blog